sábado, 5 de septiembre de 2009

Protección Civil

¿Qué es la Protección Civil...?
por Ricardo S. Garabello
e-mail: dogollo@argentina.com

La Protección Civil es mucho mas que un simple enunciado, el voluntarismo del funcionario de turno, o la letra muerta de leyes y reglamentaciones. Debe ser el establecimiento de una organización permanente que permita disponer de un eficiente y eficaz mecanismo de coordinación, que comprenda: Análisis, Planificación, Información, Capacitación, Preparación, Prevención, Mitigación, Evaluación, Protección, Respuesta, Asistencia, Restablecimiento, Reconstrucción, etc. La Protección Civil es un derecho de la población y su organización una obligación de la autoridad administrativa de cualquier estado.
El remedio no se encuentra en la creación de un superorganismo sobredimensionado, que pretenda tener mando o injerencia sobre todos los demás. La solución será la participación multidisciplinaria, activa y permanente de expertos pertenecientes a cada organismo, institución y empresa que necesariamente deba intervenir en caso de emergencias o catástrofes. Esto permitirá asignar los roles de liderazgo, definir las reglas de empeñamiento y participación, en cada parte del proceso del evento adverso, según la actividad especifica de cada actor y sus medios.
El objetivo, es lograr la coordinación coherente dinámica y eficiente de todos los recursos humanos y medios técnicos disponibles, con la finalidad de no superponer esfuerzos y dispositivos de auxilio o asistencia en forma innecesaria, para no dilapidar los siempre escasos recursos económicos y poder utilizar las partidas presupuestarias racionalmente de acuerdo a la oportuna evaluación de daños y análisis de necesidades.
Un elemento fundamental a tener en cuenta antes de comenzar a diseñar cualquier plan de contingencia, son las comunicaciones. Estos sistemas y servicios se consiguen fácilmente durante la normalidad, por supuesto siempre que se disponga de la correspondiente partida presupuestaria.
En situaciones criticas por causa de eventos adversos, la realidad puede golpearnos muy duramente, ya que todos los sistemas tecnológicos son vulnerables a la acción de la naturaleza o participación humana. El hecho de disponer de un teléfono sobre el escritorio con salida a varias líneas de la red local o contar con uno o más teléfonos celulares, no garantiza que en el momento de necesitarlos estos sistemas se encuentren en servicio o que lo estén los sistemas equivalentes en el lugar de destino (Las líneas terrestres pueden estar cortadas o saturadas, el sistema de telefonía celular puede estar bloqueado, interferido o colapsado y los equipos de radio portátiles con las baterías descargadas o carecer de la cobertura necesaria.
Un solo funcionario con poder de decisión en cualquier empresa u organismo, que desconozca o ignore las disposiciones en materia de preparación y respuesta ante un evento adverso, o crea que esta todo solucionado por existir algún plan o convenio que alguna vez se firmo (pero que nadie conoce sus alcances), dejará un gran bache que nadie tendrá en cuenta hasta que ocurra la catástrofe, pero ya será demasiado tarde. Entonces se tendrán que improvisar medidas y tomar decisiones inconsultas o apresuradas, pero nadie podrá reemplazar las vidas humanas y bienes materiales perdidos. Por supuesto, tampoco habrá responsables...

Hhtp://groups.google.com/group/emergencias-desastres
e-mail: emergencias-desastres@googlegroups.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puede dejar su opinión, para Preparación y Respuesta: